Silvia y Hernando


Se acuerdan de esta sesión preboda?



Pués bien, llegó la hora este fin se semana, la sesión comienza desde la casa de Hernando en el Peñon, Girardot.



Realizada con el 20mm en una D700.

Me encantan los colores azules.


Una novia elegantemente hermosa y romántica.


Si son observadores, en esta foto la lámpara ya no está.

La foto que no puede hacer falta en ningún álbum de bodas: La novia con su vestido completo.
Técnicamente fué una foto demasiado complicada, por el contraluz tan fuerte que había, y la idea es registrar las cosas como son, de la forma más natural.

Las nubes nos bendijeron todo el día y Dios con un clima precioso. 


Se acerca la hora de irnos a la ceremonia.


Y no volverá haber un atardecer parecido.


El abanico que todos usaron y un botonier que sobró ... para la foto.

Fascinado con la belleza del lugar...y de la novia.

Y como les decía, las nubes son demasiado importantes  en una foto como para no exponerlas adecuadamente.


Cuando todo se tiene debidamente planeado, el trabajo que les garantizamos será su mejor recuerdo, de la ceremonia salimos al campo de golf y de ahí a la casa, y rápido porque el sol no espera.




Y cuando llegamos a la recepción las estrellas nos esperaban.

Y  la que se robó todos los créditos y las atenciones, bailó toooda la noche, que niña tan bella.

Fotografía realizada con el 135 mm F 2, con el desenfoque exclusivo  de esa óptica, esta es la decoración que flotaba en la piscina. 


Todo lo bueno tiene su final, pero estén pendientes del album quer organizaremos, más fotos las podrán ver en el face y en la página de lauravision.com .




Comentarios

LAURA RUGELES ha dicho que…
Germán muchas gracias por tu trabajo tan profesional, este abre bocas esta espectacular!!!!
Laura